Tipos de aprendizaje: Modelo VARK

Tipos de aprendizaje: Modelo VARK

noviembre 2, 2021 Desactivado Por Nathan Holt

Cada estudiante tiene una estrategia que utiliza para recordar la información de forma más eficiente mientras estudia. Algunos toman apuntes, otros hacen esquemas, otros prefieren escuchar las clases, etc. Como no hay un estilo de aprendizaje que se adapte a todos los estudiantes, los científicos han llevado a cabo investigaciones para comprender la forma en que los estudiantes aprenden mejor la información nueva.

 

¿Cuáles son los cuatro tipos de aprendizaje en la educación?

Ya hemos mencionado que los científicos han intentado durante años comprender las mejores formas de aprendizaje de los estudiantes a través de la investigación. Una de las teorías más populares, al día de hoy, es el modelo VARK. Este modelo identifica cuatro tipos de alumnos: visuales, auditivos, cinestésicos y de lectura/escritura.

La mayoría de las personas son una combinación de estos cuatro estilos, pero la mayoría de las veces tienen un estilo de aprendizaje predominante. Cada uno de estos estilos tiene una forma complementaria de enseñar. Veamos ahora las características que conlleva cada uno de estos estilos y la mejor manera de aprovecharlos.

 

Aprendizaje visual

Los alumnos visuales son personas que prefieren asimilar la información de forma visual, ya sea con mapas, gráficos, diagramas, cuadros y otros. Sin embargo, no responden necesariamente bien a las fotos o a los vídeos, sino que necesitan la información mediante diferentes ayudas visuales, como patrones y formas.

La mejor manera de presentar a los alumnos visuales es mostrarles la relación entre diferentes ideas de forma visual. Por ejemplo, cuando se explica un proceso científico, puede hacerse mediante un diagrama de flujo.

 

Aprendizaje auditivo

Los alumnos auditivos son personas que aprenden mejor cuando asimilan la información de forma auditiva al escucharla o hablarla. Son propensos a ordenar sus ideas después de hablar, en lugar de pensarlas antes. Ya que, para ellos, decir las cosas en voz alta les ayuda a entender el concepto.

Los alumnos auditivos aprenden mejor cuando la información se les presenta mediante estrategias que implican hablar, como las conferencias y las discusiones en grupo. Pueden beneficiarse de la repetición de las lecciones, de las grabaciones de las clases, de las actividades de grupo que requieren que los compañeros expliquen las ideas, etc.

 

Aprendizaje kinestésico

Los alumnos cinestésicos son personas que prefieren aprender haciendo. Les gusta la experiencia práctica. Suelen estar más en contacto con la realidad y más conectados a ella, por lo que requieren utilizar la experiencia táctil para comprender mejor algo.

La mejor manera de presentar una nueva información a un alumno cinestésico es a través de la experiencia personal, la práctica, los ejemplos o las simulaciones. Por ejemplo, pueden recordar un experimento recreándolo ellos mismos.

 

Aprendizaje por medio de la lectura/escritura

Los alumnos de lectura/escritura asimilan mejor la información cuando está en palabras, ya sea escribiéndola o leyéndola. Para ellos, el texto es más poderoso que cualquier tipo de representación visual o auditiva de una idea. Estas personas suelen rendir muy bien en las tareas escritas.

Hay diferentes maneras de conseguir que un alumno de lectura/escritura se comprometa y comprenda una determinada lección. Por ejemplo, lo mejor sería pedirles que describieran gráficos y diagramas mediante declaraciones escritas, que hicieran pruebas escritas sobre los temas o que les dieran tareas escritas.

 

Hay muchos factores que afectan a la forma en que alguien aprende mejor, como el entorno y los factores cognitivos y emocionales. Sin embargo, entender tu estilo de aprendizaje puede ayudarte a aprender con mayor facilidad. Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender en qué tipos de aprendizaje te encuentras.